Edición testing
7 de abril de 2020, 23:58:13
Actualidad


Orpea colabora con Pulseras Candela para ayudar a niños con cáncer



Orpea colabora con Pulseras Candela para ayudar a niños con cáncer: los mayores elaboran estas pulseras con cuya venta se recaudan fondos que se destinan a la investigación.

Orpea colabora con Pulseras Candela para ayudar a niños con cáncer, en un proyecto intergeneracional que refuerza los lazos entre personas mayores y los más pequeños.

La iniciativa se basa en dos ejes: por un lado, las residencias de mayores de Orpea venden las Pulseras Candela, cuya recaudación se destina a la investigación del cáncer infantil; por otro lado, son los propios mayores quienes elaboran algunas de estas pulseras, en una actividad que estimula su concentración y sus capacidades sensoriales y cognitivas, mientras aumentan el grado de socialización y su autoestima por enmarcarse en talleres en los que comparten tiempo y espacio con otras personas. Las actividades que realiza cada persona están adaptadas a sus características y grado de dependencia, de manera que se enfocan como parte de su propia terapia.

“La colaboración con Pulseras Candela se ha iniciado en doce centros y va a llegar en los próximos meses a las 49 residencias de Orpea en España”, explica Ricardo Buchó, responsable de comunicación de Orpea Ibérica, la filial que engloba las operaciones de la compañía en España y Portugal.

Orpea colabora con Pulseras Candela para impulsar investigación del cáncer infantil

La iniciativa prevé generar medio millón de euros en donativos durante 2020 gracias a las casi 51.000 horas de voluntariado que van a invertir los 1.960 residentes que participarán en estos talleres de terapia ocupacional de Orpea junto a la Asociación Pulseras Candela. Se estima que se fabricarán 5.000 pulseras que después se venderán, aparte de en las residencias de mayores de Orpea, en establecimientos colaboradores repartidos por toda la geografía española.

Con esta iniciativa, Orpea se involucra en la lucha contra el cáncer infantil, que cada año afecta a 1.200 niños en España y que está considerada una enfermedad rara. Y lo hace junto a Pulseras Candela, que, desde su fundación, en 2013, ha recaudado más de dos millones de euros que han permitido al Laboratorio de Oncología del Hospital Sant Joan de Déu, en Barcelona, crear un equipo de 35 investigadores que han abierto 10 líneas de investigación diferentes.

La Asociación Pulseras Candela debe su nombre a una niña ingresada en este mismo hospital a la que una voluntaria enseñó a tejer pulseras como pasatiempo. Posteriormente, dos de sus amigas pusieron en marcha la Asociación como canal para recaudar fondos con la venta de estas pulseras y destinarlos a la investigación. Ahora son los mayores de las residencias de Orpea quienes recogen el testigo de estas tres pequeñas, que abrieron un camino de esperanza para centenares de familias.
NGD - Negocios y Gestión de la Dependencia.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  gestionydependencia.com