gestionydependencia.com

Vizcaya impulsa un Estatuto de las Personas Cuidadoras que les ayuda a cotizar para su jubilación

Vizcaya impulsa un Estatuto de las Personas Cuidadoras dotado con 3,7 millones al año
Ampliar
Vizcaya impulsa un Estatuto de las Personas Cuidadoras dotado con 3,7 millones al año
miércoles 13 de junio de 2018, 08:00h

Vizcaya impulsa un Estatuto de las Personas Cuidadoras que contempla, entre sus seis líneas de actuación, ayudarles a cotizar para su jubilación, como el resto de trabajadores. La iniciativa incluye, además, medidas de información, apoyo, formación, ergonomía, vigilancia de salud y respiro para cuidar de quienes cuidan.

Vizcaya impulsa un Estatuto de las Personas Cuidadoras desde su Diputación Foral que, bajo el lema "Tú cuidas de las personas, Bizkaia cuida de ti", recoge la puesta en marcha de una EPSV (Entidad de Previsión Social Voluntaria) para compensar las aportaciones a sistemas de previsión de los cuidadores, entre otras actuaciones con el objetivo de reconocer, apoyar y mejorar la labor de quienes cuidan de otros.

"Esta iniciativa nos coloca en la vanguardia social europea", ha asegurado el diputado general de Vizcaya, Unai Rementeria, durante la presentación de este Estatuto, en la que ha detallado que "esta Diputación va a completar la aportación que estas personas hagan y va a pedir que sean incluidas en la Seguridad Social porque están haciendo una labor social fundamental".

Vizcaya impulsa un Estatuto de las Personas Cuidadoras con aportaciones económicas mensuales

Para ello, la institución foral realizará una aportación de 15 euros mensuales para los cuidadores de personas con dependencia reconocida de grado I, y de 20 euros al mes en el caso de dependientes de grados II o III. Estos complementos estarán condicionados a la contribución en la misma cuantía por parte de la persona cuidadora.

La incorporación a este régimen, que se pondrá en marcha a partir de enero de 2019, será voluntaria y deberá realizarse de forma expresa por la persona cuidadora.

Junto a las ayudas a la cotización, el Estatuto de las Personas Cuidadoras de la Diputación Foral de Vizcaya contempla otras cinco líneas de actuación, con una inversión total de 3,7 millones al año, para la implantación progresiva hasta final de 2018 de medidas de responsabilidad pública de reconocimiento, apoyo y mejora de la labor de las personas que cuidan de otras personas.

Estas otras líneas de actuación del Estatuto son promover el reconocimiento administrativo y legal de los cuidados informales, desarrollar un servicio integral de información y apoyo a las personas cuidadoras, impulsar su formación y recualificación profesional, promover la seguridad y ergonomía de las labores de cuidado, y garantizar el descanso periódico de los cuidadores.

Para la promoción del reconocimiento administrativo y legal de los cuidados informales, la iniciativa recoge la aprobación, antes de verano, del decreto foral que regulará las medidas recogidas en el Estatuto de las Personas Cuidadoras de Vizcaya, con entrada en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de Bizkaia.

Vizcaya impulsa un Estatuto de las Personas Cuidadoras con la figura de coordinador de caso

La línea de actuación para el desarrollo de un servicio integral de información y apoyo a las personas cuidadoras incluye la introducción, de manera progresiva, de la figura de coordinador de caso o persona de referencia. Este profesional identificará las necesidades, diseñará un plan de intervención y coordinará las actividades con los profesionales y servicios implicados en la atención al dependiente y a su cuidador.

En cuanto al impulso de la formación y recualificación profesional de las personas cuidadoras, la Diputación Foral pondrá en marcha en septiembre Zaintza Eskola, donde se les informará y formará sobre los principales aspectos del cuidado y los recursos sociales y comunitarios para la atención de dependientes. Las sesiones se impartirán en centros de día de la red foral, mientras las personas en situación de dependencia estarán cuidadas por profesionales del centro de día.

Vizcaya pone en marcha un Estatuto de los Cuidadores con formación acreditada para un futuro profesional

Esta formación y las competencias adquiridas se irán acreditando, de forma que puedan servir a las personas cuidadoras para el desarrollo de una futura labor profesional en el sector.

Respecto a la promoción de la seguridad y ergonomía de las labores de cuidado, el Estatuto recoge, para minimizar los riesgos para la salud que puedan producir el cuidado informal de las personas, un estudio inicial para conocer las patologías más frecuentes consecuencia del cuidado.

Con la información obtenida, se implementarán elementos de prevención y ergonomía como ayudas técnicas para la movilización, formación, descanso o apoyo profesional. Asimismo, se adaptará el decreto de ayudas GIZATEK para convertir también en beneficiarias de las ayudas a las personas cuidadoras.

El Estatuto de los Cuidadores de Vizcaya avanza en medias para su descanso temporal

La sexta línea de actuación del Estatuto de las Personas Cuidadoras de la Diputación de Vizcaya, que es garantizar el descanso periódico de las personas cuidadoras, se encargará de que todos los cuidadores adheridos a esta iniciativa tengan derecho a disfrutar de un periodo de descanso.

Para ello, junto a la posibilidad de estancias en centros de día de fin de semana, se dará un paso adicional para garantizar el acceso de la persona en situación de dependencia a estancias temporales de 15 días al año, financiadas mediante Prestaciones Vinculadas al Servicio residencial en la red foral de residencias.

En Vizcaya se encuentran registrados 17.491 beneficiarios de la Prestación Económica por Cuidados en el Entorno Familiar (PECEF), lo que supone otros tantos cuidadores informales de personas en situación de dependencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios