gestionydependencia.com

Entrevista con el director del Área de Clientes de Suara

Marc Carbonell: “Las viviendas asistidas no están pensadas para ser una alternativa a los centros residenciales, sino una solución a un momento vital distinto”

Marc Carbonell es director del Área de Clientes de la cooperativa Suara.
Marc Carbonell es director del Área de Clientes de la cooperativa Suara.
lunes 01 de noviembre de 2021, 17:00h

Suara es una cooperativa con más de cuatro décadas de experiencia en el sector de los mayores, que pone al servicio de los cuidados de estas personas bajo un modelo centrado en sus necesidades e intereses que se estructura en servicios para diferentes etapas de la vida.

¿Qué es Suara?

Suara es una cooperativa de iniciativa social y sin ánimo de lucro con más de 40 años de experiencia acumulada en el sector de la atención a las personas, que da respuesta a la globalidad del ciclo vital de las personas, desde la primera infancia hasta el final de vida de las personas, adaptando nuestros servicios a los requerimientos de cada cliente y persona atendida.

Con casi 5.000 profesionales, gestionamos un amplio abanico de servicios y equipamientos, desarrollando nuestra actividad en los ámbitos de servicios sociales, atención a la dependencia, infancia y familias, bienestar y salud, tercera edad, educación y formación, y empleo y trabajo, entre otros.

¿Qué ofrece al colectivo de personas mayores?

El compromiso de Suara con las personas mayores es total, trabajamos para adaptarnos y ofrecerles los mejores servicios de acompañamiento, tanto en su día a día como en momentos puntuales de necesidad.

Acompañamos a las personas en su día a día. Es a partir de las voluntades y necesidades de la persona y la familia que establecemos conjuntamente las estrategias de actuación con el objetivo de que las personas permanezcan el mayor tiempo posible en su entorno habitual y en las mejores condiciones posibles. Ofrecemos atención domiciliaria 24/7, viviendas tuteladas con servicios, centros de día y equipamientos residenciales.

El modelo de atención que desarrollamos es el que llamamos modelo centrado en la persona: nos centramos en la calidad de vida de cada persona preservando el contexto de su cultura y de su sistema de valores y valorando sus objetivos, expectativas e inquietudes.

¿Cómo prestan estos servicios: tienen personal y recursos propios o son un complemento a otros servicios?

El objetivo de Suara es dar respuesta a las necesidades de las más de 35.000 personas que atendemos, para lo que contamos con una plantilla de más de 4.000 profesionales y la colaboración con otras entidades sociales cuando es necesario.

¿Los servicios para mayores de Suara se contratan directamente por las familias o se enfocan a Administraciones?

Como he mencionado anteriormente, nuestro objetivo se centra en la persona a la que atendemos, bien sea gestionando servicios públicos como directamente con las familias, o incluso combinando ambos, dependerá de las necesidades y la situación de cada cual.

Suara ofrece también centros de día y residencias de mayores. ¿Cuál es su valor diferencial en el sector?

Nuestro valor diferencial es la importancia de vivir como en casa; nuestro modelo de atención se basa en el de atención centrada en la persona, que parte del reconocimiento de la dignidad de la persona.

Entendemos y respetamos que cada persona es diferente y tiene su manera de vivir. Por eso, la persona es el eje vertebrador, la vida cotidiana en el centro la escoge la persona, las actividades de vida diaria son el eje central, respetando los derechos de las personas mayores, su dignidad y sus capacidades.

También dispone de viviendas asistidas. ¿Cómo funcionan y por qué pueden ser una alternativa a las residencias de mayores?

Las viviendas asistidas no están pensadas para ser una alternativa a los centros residenciales, sino una solución a un momento vital distinto. Generalmente, las residencias son recursos para las familias cuando su persona querida ya no puede ser autónoma para vivir sola, en cambio, las viviendas asistidas, sí.

Las viviendas con servicios están adaptadas a las necesidades de estas personas en cuanto a movilidad y accesibilidad, y con servicios de apoyo (sanitarios, alimentación, etc.) que en un momento determinado pueden necesitar en función de su situación y autonomía personales.

¿Cree que modelos como el de viviendas asistidas pueden poner en riesgo el papel de las residencias de mayores?

No, como he comentado anteriormente, las viviendas asistidas son recursos que las personas mayores disponen en un momento vital determinado, cuando pueden vivir su día a día autónomamente con alguna ayuda puntual, mientras que las residencias están pensadas para personas con una mayor necesidad de supervisión y acompañamiento.

Como entidad sin ánimo de lucro que es Suara, ¿cómo es su rango de precios?

Trabajamos a diario para ofrecer servicios de máxima calidad para la persona atendida, accesible para las familias y ofreciendo trabajo digno para las personas profesionales.

Nuestros servicios están avalados por ISO 9001:2015 y UNE 158301:2015, lo que no nos impide que el rango de precios esté dentro de la media del sector.

¿Desde cuándo existe Suara, quién está detrás y por qué surgió la iniciativa de crear esta cooperativa?

Suara es una cooperativa de trabajo que cuenta con una trayectoria de más de 40 años y con casi 5.000 personas trabajadoras, de las cuales, 1200 son personas socias de la cooperativa. Nace en 2008 de la fusión de tres cooperativas del sector que entienden que es necesario unir fuerzas para hacer frente a los retos del sector y con la misión de transformar el entorno social, mejorando la realidad de las personas mediante servicios de calidad que promuevan el bienestar de las personas. Esta misión está acompañada de unos valores, de una forma de ser: innovadora, cercana, participativa y socialmente responsable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios