gestionydependencia.com

Entrevista con el Social Director de Campofrío Health Care

Alberto Ferreira: “Hemos adaptado la cocina casera española a las necesidades de personas con problemas de deglución”

Alberto Ferreira es Social Director de Campofrío Health Care.
Alberto Ferreira es Social Director de Campofrío Health Care.
martes 08 de octubre de 2019, 11:00h

Campofrío Health Care es la división de Campofrío que fabrica alimentos especiales para personas mayores o con problemas de deglución. Pero esta ‘especialidad’ no se refiere a recetas extrañas, sino a comidas de toda la vida en las que únicamente cambia la textura, pero nunca el sabor o el olor. Tampoco la calidad de sus ingredientes. Un producto para profesionales que muy pronto podría llegar a los supermercados.

¿Por qué Campofrío Health Care?

Health Care es la línea de alimentación completa, variada y equilibrada de Campofrío, basada en la dieta mediterránea y especialmente diseñada para mantener, mejorar y tratar el estado nutricional de personas y pacientes que tengan problemas de deglución, al mantener texturas homogéneas, con los sabores y aromas de toda la vida.

¿Qué puede aportar esta línea al sector sociosanitario y residencial?

Ofrecemos productos naturales como caldos, cremas, triturados naturales, triturados con vitaminas y minerales, postres de frutas y aguas gelificadas que se acercan de la comida tradicional y apetitosa con sabores y colores que evocan la cocina hecha ‘como en casa’, ya que actualmente en el mercado existen productos deshidratados, sin apenas sabor ni colores atractivos.

En este sentido, estamos especialmente orgullosos de nuestras últimas novedades, como la gama disruptiva que nos atrevimos a lanzar: los triturados de platos tradicionales como fideuá, cocido o incluso estofado de ternera, que mantienen todo el sabor de la cocina tradicional. Hemos conseguido adaptar la cocina casera española a las necesidades de este sector de la población al que nos dirigimos.

También hemos lanzado triturados de fruta, con un excelente sabor y textura para consumir en el postre. Y aguas gelificadas, nuestra última novedad del 2019, que es una bebida saborizada con textura de gel lista para su consumo. Es útil para hidratar cuando existe disfagia para líquidos, así como la administración de medicamentos en caso de dificultad para deglutir.

¿Para qué perfil de personas o pacientes pueden ser recomendables los productos de Campofrío Health Care?

Nuestros productos están especialmente diseñados para personas mayores dependientes o con problemas de deglución o masticación, de manera que puedan disfrutar de la comida que evocan la cocina hecha ‘como en casa’.

Los productos básicos con que se fabrican y los procesos de producción son de primerísima calidad y cumplen con las más estrictas normas de higiene para llegar al paciente con todos los contenidos nutricionales de origen y en perfecto estado, como hechos en casa, pero ahorrando tiempo y problemas de manipulación.

Cada vez se da mayor importancia al contenido en grasas, azúcares o aceites como el de palma en los alimentos. ¿Qué está haciendo Campofrío Health Care al respecto?

El proceso de elaboración de los productos de Campofrío Health Care es natural, manteniendo los sabores y los colores tradicionales, e incluimos aceite de oliva. Todos nuestros platos tienen un tratamiento térmico y se envasan al vacío o en atmósfera protectora, minimizando las manipulaciones y garantizando la máxima calidad hasta llegar al plato del paciente. Además, carecen de conservantes y de colorantes añadidos, por lo que mantienen todo el sabor y todas las propiedades de la cocina tradicional.

Nuestros productos tienen su base en la dieta mediterránea, de manera que la línea Campofrío Health Care aporta no solo las calorías y proteínas necesarias de la dieta, sino todos los principios inmediatos, incluidas el agua, la fibra, los minerales y vitaminas precisas para conseguir y mantener un correcto estado nutricional con ausencia de alérgenos, sin azúcares ni sales añadidas.

¿Cree que se presta la debida atención a la alimentación de los mayores? ¿Qué carencias observan desde su posición?

En Campofrío Health Care apostamos por poner toda nuestra amplia experiencia en el sector de la alimentación a disposición del sector sociosanitario y, también, del sabor. Nos dimos cuenta de que, hasta ahora, las personas con problemas de deglución solamente contaban con productos deshidratados, pero no naturales, sin apenas sabor ni colores atractivos. En Campofrío Health Care, sin embargo, creemos que hay que apostar por una alimentación basada en productos naturales, que ponga la dieta mediterránea en la base todo el proceso de elaboración.

Ustedes distribuyen incluso un recetario adaptado a personas con necesidades alimenticias especiales que se pueden cubrir con sus productos. ¿Llegarán los productos de Campofrío Health Care al mercado de masas, más allá del profesional? ¿Existe demanda de estos productos por parte de familiares?

Campofrío Health Care se comercializa únicamente de negocio a negocio, es decir, operamos directamente con ámbito geriátrico, hospitales, etc. Sin embargo, dentro de nuestros objetivos de cara al futuro está el poder hacer accesible este tipo de alimentación al público en general, llegando incluso a comercializarlo en los lineales de los supermercados para facilitar que cualquier persona que cuente con estas dificultades de deglución pueda acceder a nuestros productos.

¿Qué pueden hacer las familias para mejorar la alimentación de los mayores?

A medida que los años pasan, las necesidades nutricionales van cambiando. Cuando se está comenzando a salir de la adultez se hace necesario llevar una dieta equilibrada. En la tercera edad, se deben reducir las calorías vacías y potenciar el consumo de proteínas, fibras y vitaminas, además de asegurar que la comida provea de calcio, hierro y demás minerales esenciales para la buena salud. El paso de los años conlleva varios cambios que afectan considerablemente el estado nutricional de las personas mayores, y, por ende, sus pautas alimenticias.

Cualquier persona centrada o dedicada al cuidado de personas mayores, incluyendo las familias, debe conocer las diferentes dietas para personas mayores, teniendo en cuenta varios aspectos fundamentales, para lograr mantener una alimentación equilibrada.

¿En qué consiste el Libro de Normalización que han publicado?

El Libro de Normalización es un ambicioso documento que está elaborado por un amplio grupo de expertos con el objetivo de compartir información sobre cómo se lleva a cabo la alimentación hospitalaria en un gran número de hospitales de Andalucía.

A partir de este punto de partida, en el libro se abordan numerosos aspectos que configuran un manual de lo más interesante para todos aquellos profesionales que están involucrados en este campo de trabajo.

Los autores unifican criterios sobre especificaciones técnicas de las materias primas, temperaturas, selección de proveedores, auditorías, normativa de calidad, manipulación y conservación de los alimentos, etc.

Leyendo los diferentes capítulos del libro, descubrimos cuáles son los sistemas de gestión de calidad, las posibilidades de los modernos procesos tecnológicos en el campo de la seguridad alimentaria y la nutrición, y también herramientas de trabajo para Certificación de Proveedores, Especificaciones sobre Productos, y Fichas Técnicas de Platos, entre otros temas, que en su conjunto, y respetando siempre las peculiaridades locales, contribuirán a la homogenización de nuestros menús en nuestros hospitales y centros de restauración colectiva. En definitiva, este libro constituye un documento de referencia para la mejora de la inocuidad de los alimentos.

Cada edad tiene sus alimentos

Explica Alberto Ferreira que "a partir de los 70 años se hace necesario revisar y modificar los hábitos alimenticios que se han tenido para adaptarlos a las nuevas necesidades biológicas y cambio de vida". Pero no es en ese momento cuando debe comenzar a prestarse atención a la alimentación. En realidad, es a lo largo de toda nuestra vida cuando debemos llevar una dieta sana y equilibrada si queremos envejecer con salud. Pero una vez cumplidos los 50 años hay que adaptar de nuevo esa dieta. Ferreira desgrana las claves de la alimentación de las personas mayores: "Se recomienda el mayor consumo de pescados, aves, huevos, lácteos desnatados, legumbres, cereales integrales y frutos secos, haciendo énfasis en que al menos la mitad de las proteínas que se consuman sean animales y vegetales. Así, las grasas no deben superar el 25% de la dieta, prestando especial atención al cocinado y evitando el consumo de productos grasos", explica.

"En cuanto a las proteínas, se han de incluir en un 20%, apostando por los lácteos desnatados y aumentando el consumo de pescados con la consecuente reducción de carnes. Por su parte, el consumo de fruta, cereales y pasta ha de constituir un 55% de la dieta, siendo muy conveniente la ingesta de ciertos alimentos ricos en minerales y vitaminas A, B, C y D, como son los frutos secos, el arroz, la patata, las frutas y las verduras, que no pueden faltar en una dieta para personas mayores", relata el experto. Manos a la obra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de NGD - Negocios y Gestión de la Dependencia

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.