gestionydependencia.com

Cómo evitar contagios de coronavirus en residencias de mayores

Sectorización de residencias de mayores para evitar contagios de coronavirus.
Sectorización de residencias de mayores para evitar contagios de coronavirus.
lunes 25 de mayo de 2020, 08:00h

Varios hospitales madrileños han difundido un vídeo con consejos y estrategias para evitar contagios de coronavirus en residencias de mayores. Resumimos las principales herramientas para armarse de cara a un posible rebrote.

¿Cómo evitar contagios de coronavirus en residencias de mayores? En ‘NGD’, antes de que estallase la crisis sanitaria, ya buscamos respuestas a una pregunta que desde febrero rondaba por la mente de los gestores residenciales de España. Aparentemente, los protocolos utilizados cada año para evitar el contagio de enfermedades como la gripe parecían una solución. Pero nadie contaba con la capacidad de transmisión asintomática del coronavirus, que rompe todo esquema preventivo tradicional.

Lamentablemente, la crisis sanitaria nos ha obligado a conocer mejor al enemigo común. Ahora sabemos cómo se transmite el coronavirus y el peligro que suponen los pacientes asintomáticos. De ahí que tengamos más armas para combatirlo y, sobre todo, prevenirlo.

Las normas básicas son mantener la distancia social de mínimo 2 metros entre personas -aunque estén aparentemente sanas-, llevar mascarilla siempre que estemos en presencia de otras personas, estornudar y toser en la parte interna del codo (nunca en las manos o al aire), no tocarse la cara, la nariz o los ojos, y mantener una constante higiene de manos, especialmente después de haber tocado cualquier objeto o superficie que haya podido tocar previamente otra persona.

Cómo evitar el contagio de coronavirus en residencias de mayores creando Zonas

A pesar de estas recomendaciones básicas para evitar contagiarse de coronavirus, las residencias de mayores deben establecer unos nuevos protocolos, como explican desde los hospitales Rey Juan Carlos, Infanta Elena, Villalba y Fundación Jiménez Díaz. La primera es establecer tres zonas: la Zona Covid, la Zona Covid Dudoso y la Zona Limpia.

En la Zona Covid deberán convivir exclusivamente los enfermos confirmados, los que presentes síntomas compatibles con el coronavirus y las personas que hayan superado la enfermedad. La forma de determinar quién debe estar en esta zona es realizando un test rápido o una prueba PCR, y siempre que dé positiva -incluso de anticuerpos-, supondrá derivar al usuario a esta Zona. Aquí, los trabajadores deberán estar equipados con un EPI que no será necesario que se quiten durante su turno aunque atiendan a diferentes usuarios; pero sí será importante que se lo retiren siguiendo las debidas precauciones cuando vayan a trasladarse a las otras dos Zonas o hayan terminado su jornada laboral.

En esta Zona, los usuarios podrán estar juntos e incluso compartir habitación, aunque se recomienda que utilicen mascarilla. Los usuarios de la Zona Covid que pasen 14 días sin síntomas podrán ser considerados curados y no contagiosos, pudiendo ser transferidos a la Zona Limpia.

Zona Covid, Zona Limpia y Zona Covid Dudoso para evitar contagios de coronavirus en residencias de mayores

En la Zona Limpia deberán convivir aquellas personas que reúnan tres condiciones: dar negativo en los test rápidos y pruebas PCR, no presentar síntomas compartibles con coronavirus y no haber tenido contacto con ningún paciente confirmado o sospechoso de estar contagiado.

En esta Zona Limpia se aconseja que todos los usuarios utilicen habitaciones individuales y que eviten salir de las mismas en la medida de lo posible. Asimismo, debe restringirse el uso de zonas comunes, o hacerlo por turnos para evitar una alta concentración de usuarios, y debe potenciarse tanto la distancia social como el uso de mascarillas, aunque esto último no sería del todo necesario si no existe contacto estrecho entre usuarios o entre usuarios y personal, que deberá utilizar un EPI básico para evitar contagiar a los usuarios.

A todos los usuarios de la Zona Limpia se les deberá monitorizar la salud en busca de posibles síntomas, como fiebre, tos seca, dolor de garganta, dificultad para respirar o cansancio. En caso de presentar alguno de ellos, deberán ser trasladados a la Zona Covid Dudoso junto a aquellos otros usuarios con los que haya tenido contacto estrecho (como haber compartido habitación o zonas comunes).

Sectorización de residencias de mayores para evitar contagios de coronavirus

En la Zona Covid Dudoso estarán aquellas personas de las que se sospecha que podrían estar contagiadas. La idea es que esta sea la Zona con menor cantidad de usuarios, ya que es una solución temporal hasta obtener los resultados de una prueba PCR. Los protocolos requieren la realización de dos pruebas PCR separadas por un lapso de 24 horas. De ser las dos negativas, el usuario podrá regresar a la Zona Limpia. De resultar positivas, el usuario será transferido a la Zona Covid.

Esta Zona Covid Dudoso, sin embargo, requiere cuidados extremos, dado que es posible que en ella haya personas contagiadas y otras que sufran patologías con síntomas compatibles, pero otra dolencia subyacente. Por ello, debe extremarse el aislamiento para evitar que los verdaderamente contagiados puedan transmitir la enfermedad a personas con otra patología: las habitaciones serán siempre individuales, el servicio de comidas se realizará en la propia habitación y estará prohibido salir de la habitación, utilizar zonas comunes o mantener cualquier tipo de contacto con otros usuarios de la Zona.

El personal, además, deberá utilizar un EPI completo, que será de uso exclusivo para cada usuario, por lo que tendrá que retirarlo cada vez que vaya a visitar o atender a otra persona.

A continuación, dejamos el vídeo completo:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios