gestionydependencia.com

Crean programa de rehabilitación física para personas mayores afectadas por coronavirus

Investigadores de la Universidad del País Vasco crean programa de rehabilitación física para personas mayores afectadas por coronavirus que viven en residencias de mayores.
Investigadores de la Universidad del País Vasco crean programa de rehabilitación física para personas mayores afectadas por coronavirus que viven en residencias de mayores.
viernes 24 de julio de 2020, 10:00h

Investigadores de la Universidad del País Vasco crean un programa de rehabilitación física para personas mayores afectadas por coronavirus en residencias de mayores.

Investigadores de la Universidad del País Vasco han creado un programa de rehabilitación física para personas mayores afectadas por coronavirus y usuarias de residencias de mayores.

El proyecto ha sido desarrollado por el grupo de investigación AgeingOn, y consiste en un programa telemático de actividades físicas para personas mayores afectadas por el virus, que puede causar pérdida de masa muscular y debilidad en general si el paciente ha estado encamado durante un largo periodo de tiempo, a lo que se suma el obligado confinamiento al que se tuvo que someter toda la población para frenar los contagios.

Durante dos semanas, diez personas mayores con este perfil participaron en sesiones grupales diarias de 45 minutos de duración, todo ello de forma telemática desde la residencia de mayores en la que viven, el centro IMQ Igurco Unbe. Estos grupos se crearon atendiendo a las capacidades físicas y psicoafectivas de los participantes, algo que se evaluó antes y después de la investigación.

Crean programa de rehabilitación física para personas mayores afectadas por coronavirus que viven en residencias de mayores

Los investigadores destacan que los mayores participantes reconocieron haber dejado atrás algunos de los dolores que padecían, y además mostraron un alto grado de motivación a la hora de participar en la actividad. También se logró una buena comunicación entre los participantes y el personal encargado de supervisar la actividad física.

“Además del efecto positivo en el aspecto físico-psicoafectivo, los pacientes han agradecido mucho poder incluir una actividad así en su rutina durante el aislamiento”, explican Julene Saornil y Naiara Fernández, médicos del centro residencial IMQ Igurco Unbe. “Han conseguido sentirse más seguros de sí mismos. Los resultados han sido tan positivos que hemos adoptado esta innovación terapéutica en la rehabilitación para nuestros distintos dispositivos asistenciales, como las unidades de rehabilitación funcional de las residencias y centros de día de IMQ Igurco”, apuntan.

El siguiente paso de esta iniciativa será analizar los datos recogidos para utilizarlos en el desarrollo de nuevos programas de actividades físicas para personas mayores, como destacan desde AgeingOn, el grupo de investigación de la Universidad del País Vasco que analiza el ejercicio físico a lo largo de la vida de las personas y el papel que juega en el envejecimiento saludable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios