gestionydependencia.com

Nuevo panorama y nuevas soluciones para las residencias en 2021

lunes 05 de abril de 2021, 21:00h

No podemos negarlo, 2020 ha sido un mal año para todos, pero muy especialmente para las residencias de mayores, que no solo han tenido que luchar contra una pandemia global sino que, además, han visto cómo las noticias alarmistas ponían injustamente en duda su actuación.

Resultado: tras casi un año de pandemia, los centros residenciales han sufrido bajas de usuarios, han tenido pocos ingresos e indirectamente sufren las consecuencias de los retrasos en las prestaciones de Dependencia, que dificultan el ingreso de nuevos residentes que están en espera de una plaza pública.

En diciembre de 2020 en España había más de 232.000 personas en lista de espera de prestaciones por dependencia, según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Teniendo en cuenta que un 21,5% de las prestaciones solicitadas son una plaza pública en una residencia o la prestación económica vinculada al pago de la residencia (PEVS), podemos estimar que casi 50.000 personas están en espera de ayudas para acceder a un centro residencial.

¡Las residencia y las familias con personas dependientes necesitan soluciones YA!

Las residencias son un recurso esencial para toda sociedad avanzada, y en el caso de personas con dependencia es aún un recurso más necesario. El cuidado en casa de una persona dependiente es muy complicado, y no siempre garantiza que pueda recibir la atención permanente que necesita.

El ingreso en una residencia, donde la persona dependiente tenga siempre a su alrededor a profesionales en el cuidado de mayores, es la mejor solución para garantizar el mejor cuidado. Pero dar este paso no siempre es fácil.

La vacunación a residentes y a trabajadores de las residencias ha sido el factor clave que ha cambiado totalmente el paradigma del temor a la pandemia y su impacto en los centros residenciales. Tras la vacunación, los centros se han convertido en entornos seguros. Las residencias ya tienen una solución al temor a los contagios. Los datos de cómo se la reducido el impacto de la pandemia en los centros residenciales lo demuestran: el número de contagios en residencias se ha reducido en un 95% en 4 semanas (entre la tercera semana de enero de 2021 y la tercera semana de febrero), según datos del IMSERSO.

Pero hay otro factor derivado de la pandemia que está tomado cada vez más importancia y que también requiere solución: la crisis económica. Muchas familias han visto reducidos sus ingresos en estos últimos meses, lo que dificulta el pago de una plaza privada cuando se decide ingresar en una residencia.

No nos quedemos de brazos cruzados: existen soluciones para pagar la residencia.

Una de estas soluciones es Pensium. Una empresa de impacto social que permite que las familias con un familiar dependiente que necesita pagar una residencia puedan obtener ingresos adicionales que le permitirán asumir este coste. ¿De dónde salen estos ingresos adicionales? De la vivienda de la persona mayor. Pensium gestiona el alquiler de esta vivienda y anticipa a la familia el dinero que necesita para pagar la residencia (hasta el doble del alquiler). Una solución rápida y fácil para la familia y que no pone en riesgo la propiedad de la vivienda.

Conocer todas las opciones permite decidir mejor. Y cuando lo que está en juego es la atención de las personas mayores, tomar la mejor decisión es básico. Ayudar a estas familias dándoles toda la información es responsabilidad de todos los profesionales vinculados al sector de las personas mayores. De este modo, todos podemos aportar nuestro pequeño grano de arena para que los mayores dependientes y sus familias estén en las mejores manos. Se lo merecen.

Natalia Bundó

Directora de Marketing en PENSIUM

Natalia Bundó

Directora de Marketing de Pensium

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios