gestionydependencia.com

Los trastornos mentales son el mayor reto en atención sanitaria

Trastornos mentales son el mayor reto en atención sanitaria en el siglo XXI.
Trastornos mentales son el mayor reto en atención sanitaria en el siglo XXI.
miércoles 07 de julio de 2021, 20:00h

El CEDDD asegura que “los trastornos mentales son el mayor reto en atención sanitaria del siglo XXI”, e insta a ampliar la ratio de profesionales en psicología y psiquiatría para poder responder en condiciones.

Los trastornos mentales se han convertido en el mayor reto en atención sanitaria del siglo XXI. Así lo asegura el Consejo Español para la Defensa de las Personas con Discapacidad y/o Dependencia (CEDDD), que destaca que una de cada cuatro personas en el mundo padecerá una enfermedad mental en algún momento de su vida, algo que, sobre una población que ya supera los 7.000 millones de personas, constituye un desafío para la atención psicosanitaria.

En la actualidad, el 9 % de la población mundial ya padece alguna enfermedad mental. Una cifra que podría ser incluso mayor si se tiene en cuenta el estigma que rodea a este tema. De hecho, el CEDDD destaca que “más de la mitad de las personas con trastorno mental no reciben tratamiento”, al tiempo que subraya que muchos pacientes no reciben un tratamiento adecuado.

Trastornos mentales son el mayor reto en atención sanitaria en el siglo XXI

En España, el 28,7 % de la población ha experimentado dolor derivado de ansiedad, depresión o estrés en algún momento, algo que la pandemia ha exacerbado. Pero el 88 % de los pacientes son atendidos por familiares y amigos, y no siempre por profesionales. “Por todo ello, se puede considerar, desde una perspectiva amplia, que los trastornos mentales y neurológicos deben ser considerados como el mayor reto en atención sanitaria del siglo XXI en nuestro entorno, nacional y europeo”, aseguran desde el CEDDD. Se calcula que 84 millones de europeos sufren algún trastorno mental.

Desde el CEDDD aseguran que la forma de enfrentar correctamente este reto es “ampliar la ratio de profesionales en psicología y psiquiatría”, así como destinar “más presupuesto para financiar la salud mental y un Plan Nacional de Prevención del Suicidio”, algo que la presidenta de este organismo considera “algo urgente e irrenunciable que no se puede retrasar más”. Algunas comunidades autónomas, recuerda el CEDDD, ya han puesto en marcha iniciativas en este sentido, si bien no existe coordinación en las políticas enfocadas a tratar estos problemas, a menudo relegadas, cuando no escondidos, a un segundo plano que provoca sensacionalismo, incomprensión y desconocimiento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios