gestionydependencia.com

sujeciones

Desde el Programa Desatar no se admite que el uso de sujeciones sea, en general, siempre, una forma de maltrato. Valorándolo desde la perspectiva intencional, no es creíble que alguien prescriba o aplique una sujeción, o la consienta por escrito, con la intención de maltratar a una persona, si bien es cierto que desde la perspectiva de las consecuencias sí que podríamos hablar de maltrato. Pero si se maltrata, sin que exista la intención de maltratar, y analizamos ese matiz, podemos llegar a vislumbrar mejor la complejidad del fenómeno del uso de sujeciones en el ámbito de la asistencia a personas mayores en residencias.

Entrevista con el presidente y director de Investigación de la Fundación Maria Wolff

Entrevista con los responsables de Atención Integral a la Dependencia (A.I.D.)