gestionydependencia.com

Los datos evidencian los beneficios de la vacunación en residencias de mayores

Las vacunas evitan muertes en residencias de mayores.
Las vacunas evitan muertes en residencias de mayores.
miércoles 12 de enero de 2022, 09:00h

Los datos de muertes de personas mayores en residencias vinculadas a la infección por SARS-CoV-2 evidencian los beneficios de la vacunación contra el coronavirus a la hora de reducir los fallecimientos.

A estas alturas no deberían quedar dudas sobre la efectividad y seguridad de las vacunas contra el COVID-19. Sobre todo porque cada vez hay más datos que apuntalan los estudios iniciales de estos productos que han cambiado el curso de la pandemia.

Según ha publicado el IMSERSO, en 2020 murieron en España alrededor de 25.700 personas mayores en residencias con un diagnóstico confirmado de COVID-19 o síntomas compatibles. Esto último, sobre todo, en los peores momentos de la primera ola, cuando se desconocía prácticamente todo sobre este virus.

El propio IMSERSO cifra en 5.000 las personas mayores que murieron en 2021 en residencias con un diagnóstico confirmado de COVID-19. Como explica el diario ‘El País’, es un 80 % menos respecto a 2020. Algo que solo puede imputarse a la vacunación contra el coronavirus, que arrancó precisamente en residencias de mayores en diciembre de 2020.

Las vacunas evitan muertes en residencias de mayores

Con prácticamente el 100 % de las personas mayores de 65 años usuarias de residencias de mayores vacunadas con dos o tres dosis, resulta obvio que las vacunas están haciendo su trabajo: evitar enfermedad grave, hospitalización y muerte. No así la transmisión del virus, como ya se sabía desde el principio. Algo que, por otra parte, se puede evitar con el uso de mascarillas y la ventilación de espacios cerrados para evitar la acumulación de aerosoles. También se sabe desde hace tiempo.

Es complicado mantener todas las medidas de seguridad en residencias de mayores, ya que son los hogares de sus residentes. Tampoco es posible esperar que las vacunas o estas medidas de seguridad sean suficiente para evitar contagios, complicaciones y fallecimiento de personas especialmente vulnerables. Lo que sí es posible es ver con claridad que las vacunas funcionan.

De hecho, y en plena sexta ola de contagios imputados a la variante Ómicron (catalogado ya como ‘el virus más contagioso de la historia’), las residencias de mayores también están registrando positivos, en línea con los más de 200.000 contagios diarios que se han notificado en España durante los últimos días.

Ómicron pone contra las cuerdas al sector

Según explica ‘El País’, entre el 27 de diciembre y el 2 de enero se han notificado más de 3.600 positivos en residencias de mayores, con 50 decesos. El diario explica que una cifra tan alta de contagios solo ha sido registrada en enero de 2021, cuando la gigantesca ola posterior a las fiestas navideñas provocó, además, alrededor de 700 muertes con una similar cifra de contagios. Es decir: con toda la población en residencias de mayores inmunizada, ha habido diez veces menos muertes.

Para apuntalar este dato, basta observar que en el segundo semestre de 2021 el porcentaje de letalidad (esto es, de infectados que fallecen) fue del 7,7 %, frente al casi 22 % de 2020, cuando no había vacunas.

Sin embargo, uno de los problemas que afronta el sector son las bajas en las plantillas. Se calcula que el 20 % de los trabajadores de residencias de mayores están actualmente de baja por COVID o haber sido contacto estrecho de un contagiado. Algo que puede mermar la capacidad de los centros no solo para prestar una atención adecuada, sino para observar todas las medidas de seguridad recomendadas.

El uso de mascarilla evita contagios

Ante esto, no solo hace falta más personal, sino concienciar a la población sobre la necesidad de utilizar mascarilla cuando estén con personas con las que no conviven -sin importar si son amigos o familiares-, evitar interiores mal ventilados -y, en todo caso, usar mascarilla en todo momento en estos lugares- y extremar las precauciones en caso de haber estado en contacto estrecho (es decir, personas con las que hemos estado sin mascarilla) con caso positivo, evitando, de este modo, seguir esparciendo el virus. En realidad, son las mismas medidas que desde el primer momento. Pero ahora son más importantes que nunca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios