gestionydependencia.com

Anuladas cláusulas de la licitación de Zaragoza impugnada por AESTE

Anuladas cláusulas de la licitación de Zaragoza impugnada por AESTE, frente a los contratos 'a dedo', ha explicado Jesús Cubero
Ampliar
Anuladas cláusulas de la licitación de Zaragoza impugnada por AESTE, frente a los contratos "a dedo", ha explicado Jesús Cubero
domingo 18 de noviembre de 2018, 21:05h

Anuladas cláusulas de la licitación de Zaragoza impugnada por AESTE. Ésta ha sido la decisión del Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón sobre la contratación de la gestión de ese servicio de ayuda a domicilio. La patronal mantiene, además, acciones contra otros pliegos en Euskadi y Castilla-La Mancha.

Anuladas cláusulas de la licitación de Zaragoza impugnada por AESTE (Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia). Así lo ha decidido el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (TACPA) tras analizar los pliegos de condiciones de ese futuro contrato de ayuda a domicilio de cuatro años de duración por un importe de salida de 76.2 millones de euros, ha comunicado la patronal.

Los motivos de la anulación de las cláusulas señalados por el TACPA son la no inclusión en ellas de un umbral máximo de exigencias para evitar “ofertas desproporcionadas”. Los pliegos -hace constar el tribunal- sólo incluyen medidas para evitar proposiciones imposibles de asumir en la oferta económica, pero no en el capítulo de mejoras, por lo que conculca los principios de igualdad de trato, libre concurrencia y transparencia.

Asimismo, respecto a las modificaciones al alza del contrato que prevén los pliegos, el órgano los tacha de nulos y contrarios a Derecho por no determinar “de forma objetiva” las circunstancias que deben darse para su aprobación y por alterar la naturaleza del contrato. En cuanto a los cambios a la baja, anula la cláusula por no fijar el porcentaje ni el procedimiento para tramitarla.

Anuladas cláusulas de la licitación de Zaragoza impugnada por AESTE en defensa de la legalidad

“Estaremos vigilantes para que se cumpla la legalidad vigente en materia de contratación pública", ha asegurado el secretario general de AESTE, Jesús Cubero, para quien "ya está bien de que las administraciones regionales otorguen contratos a dedo siempre a determinadas empresas".

"La mala gestión que realizan determinadas administraciones públicas en relación con los servicios de atención a la dependencia y la falta de recursos que dedican, provocan que actualmente el servicio de ayuda a domicilio de Zaragoza tenga una lista de espera de más de 4.000 personas”, ha lamentado Cubero.

Con la anulación de cláusulas de esta licitación, la adjudicación del concurso no se realizará probablemente antes de mayo de 2019, ha calculado AESTE, que ha recordado, además, que este servicio de ayuda a domicilio proporciona empleo a unos 800 trabajadores, en su mayoría mujeres.

AESTE impugnó la licitación pública de la gestión del servicio de ayuda a domicilio en Zaragoza al considerar que todos los procesos que ofrezcan la posibilidad de introducir mejoras, deben reflejarlas en los pliegos de una manera correcta y sin fomentar la arbitrariedad, además de guardar relación directa con el objeto del contrato.

También estimó imprescindible que, cuando se introduzcan los criterios de solvencia, no se confundan con lo que debería ser considerado como una mejora o una cláusula social sin relación directa con el objeto del contrato, como podría ser la introducción de políticas de igualdad de sexos.

Anuladas cláusulas de la licitación de Zaragoza impugnada por AESTE junto a otras de Euskadi y Castilla-La Mancha

La patronal mantiene acciones, además de contra el proceso para la contratación del servicio de ayuda a domicilio de Zaragoza, frente a licitaciones públicas para la gestión de tres residencias en Euskadi y para la prestación del servicio de teleasistencia en Castilla-La Mancha, por considerar que todas ellas vulneran la libre competencia y la concurrencia del mayor número de empresas, así como contemplan criterios de acceso que no guardan relación con el objeto de los contratos o son desproporcionados.

Con estas impugnaciones, AESTE ha explicado que pretende defender los intereses de las empresas del ámbito de la dependencia y reivindicar la necesidad de un sector en el que la calidad de la atención recibida por el usuario sea el elemento esencial.

AESTE agrupa a los grandes operadores privados de servicios residenciales, de teleasistencia y de ayuda a domicilio en España, que suman 380 residencias con 45.000 plazas, 160 centros de día con 8.000 plazas, 42.000 usuarios del servicio de ayuda a domicilio y 50.000 de teleasistencia.

Los grandes operadores que componen esta patronal, que son Amavir, Ballesol, Caser Residencial, Eulen Sociosanitarios, DomusVi, Ilunion Sociosanitario, Orpea Ibérica y Sanitas Mayores, cuentan con 42.000 trabajadores y una facturación anual de 1.300 millones de euros, lo que supone más del 25 por ciento de la facturación total del sector.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios