gestionydependencia.com

Entrevista con el cofundador y CEO de Cuidum

Jorge Cantero: “La gente sigue necesitando que le echen una mano para la gestión del cuidado de su familiar”

Jorge Cantero es cofundador y CEO de Cuidum.
Jorge Cantero es cofundador y CEO de Cuidum.
martes 19 de enero de 2021, 15:00h

La asistencia a domicilio se abre paso ante las necesidades del sector para atender a una creciente población de personas mayores y en situación de dependencia. Cuidum es pionera en la aplicación de tecnología para lograr el cuidador que mejor se adapta a cada caso.

¿Qué es Cuidum y a qué se dedica?

Es una agencia de colocación online especializada en el ámbito del cuidado domiciliario. A principios de 2015 nos dimos cuenta de que la mayoría de las personas que estaban en centros residenciales para mayores, podían no estar allí, y que la mayoría de personas que tenían un familiar a su cargo por dependencia, no sabían adónde acudir cuando querían contratar a alguien. Investigamos y vimos que ocho de cada diez casos eran contratación irregular y economía sumergida, con una situación precaria para los cuidadores.

Y las familias eran sensibles a que cuando contratas a alguien sin relación formal y sin tener experiencia en pasar filtros de seguridad y un proceso de selección, corres un elevado riesgo de que no sea una selección correcta por experiencia, afinidad en el ámbito afectivo y seguridad ante cuestiones que pueden suceder cuando metes a una persona en el domicilio.

¿Cómo funciona Cuidum una vez contactan las familias?

Primero, pasan por el Departamento de Atención a las Familias, donde una de nuestros asesores preguntará extensamente sobre su necesidad, patologías, carácter, presupuesto, etc., y asesorará sobre las opciones que hay en el mercado, con sus pros y contras. No hay perfección absoluta.

A partir de ahí, el cliente tiene un periodo de maduración que se realiza acompañado con el resto de la familia, donde se valora, de acuerdo con sus necesidades, qué tipo de recurso se adapta más.

¿Cómo se hace la valoración con la familia?

Es una valoración telefónica, ya que prestamos el servicio a nivel nacional, Península e islas. La mayoría de las familias no necesitan la valoración en domicilio, aunque lo hicimos en 2016. Prefieren la comodidad de realizar toda la gestión por vía telefónica u online.

Una vez realizada la valoración, ¿cómo se establece el vínculo entre el cliente y el cuidador?

Tenemos una base de datos con 200.000 cuidadores, de los cuales hemos entrevistado personalmente a más del 30 %. Tenemos sistemas de puntuaciones de clientes antiguos, su carácter, experiencia en patologías concretas ya tratadas, valoraciones de antiguos empleadores, etc.

Junto con otras variables que forman parte del know-how de la compañía, todo ello entra en un sistema de Inteligencia Artificial que realiza el primer matching entre necesidades del usuario y familia y las capacidades y características del cuidador.

A partir de aquí, sale una lista con potenciales, y son nuestros coordinadores los que preparan una entrevista presencial de un conjunto de cuidadores que más afinidad tienen en estas variables y junto a la familia que va a contratar. Es siempre la familia la que tiene la última palabra, nosotros solo recomendamos.

¿Es la familia la que suscribe el contrato final con el cuidador?

Sí, nosotros somos una agencia de colocación, no empleadores. Encontramos una persona con seguridad y confianza, y preparamos toda la documentación, el alta, enviamos el contrato a las partes, etc. Y luego damos un servicio de mediación, ya que en toda relación pueden aparecer disfunciones por falta de entendimiento.

Un malentendido puede hacer que una relación perfectamente válida acabe mal y vaya en detrimento de la calidad asistencial. Tenemos un equipo de psicólogos que, periódicamente y de forma proactiva, se ponen en contacto tanto con cuidadores como con familias para ver cómo se encuentra el vínculo entre las partes.

¿Qué requisitos tiene en cuenta Cuidum a la hora de seleccionar profesionales sociosanitarios para su base de datos?

El requisito imprescindible es tener experiencia comprobable. Nadie que trabaja en Cuidum puede hacerlo como primer empleo. A partir de aquí, pedimos titulaciones, referencias de antiguos empleadores, pasamos un test de competencias transversal…

Pero el requisito es la experiencia demostrada, ya que, mayoritariamente, nuestro negocio tiene petición de personal interino que convive, como alternativa residencial.

Están proliferando muchas empresas similares a Cuidum, de las que hemos ido dando cuenta en ‘NGD’ a lo largo de estos meses. ¿Cuál es el valor diferencial de Cuidum?

Cuidum es un servicio que siempre está en busca de la excelencia. Fuimos los primeros, aunque ahora hayan surgido copias o réplicas de nuestro modelo de negocio. Llevamos desde 2015, y un año después empezaron a surgir empresas que copiaron el modelo, incluso con ruido mediático. Nosotros creamos los estándares del mercado, incluyendo el sistema de pricing.

Los demás lo han ido adaptando, lo cual es perfectamente legal y normal en un modelo que empezaba a desmontar. Pero nuestra principal diferencia es que somos muy eficientes. Consumimos entre tres y cuatro veces menos capital y tenemos un despliegue tecnológico propio. Para nosotros, mejorar la calidad asistencial que va a recibir la persona mayor es lo más importante.

¿Se ha incrementado la demanda de los servicios de Cuidum desde que estalló la pandemia?

Sí, se ha incrementado, pero se mezclan los servicios de nuestro negocio con la ayuda domiciliaria, y no es lo mismo. Nosotros promovemos que el cuidador sea contratado por la propia familia. Las residencias, una vez pasaron ese proceso de cierre en el primer Estado de Alarma, se volvieron a llenar. La gente sigue yendo a las residencias, que siguen siendo un recurso necesario para muchos casos en los que el estado de salud del usuario final es recomendable.

¿No se ven como sustitutos de las residencias?

Nuestro lema es “somos la alternativa a la residencia”, pero cuando hacemos la investigación, al comienzo de todo, nos damos cuenta de que cerca del 80 % de las personas que estaban en residencia podían estar atendidas en su propio hogar con la ayuda de un cuidador.

Para este porcentaje sí somos la alternativa y un sustituto de las residencias. Hay otro 20 %, quien tiene un deterioro cognitivo que genera violencia, por ejemplo, que tienen que estar en un centro, donde hay mucho más personal y que es imposible de gestionar adecuadamente en un domicilio.

¿Hay suficiente empleo en este sector?

Sí, hay y habrá, porque el estilo de vida de las familias, cada vez más ocupadas y con menos tiempo, obliga a buscar salidas en caso de dependencia de un familiar. La gente sigue necesitando que le echen una mano para la gestión del cuidado de su familiar, y la población es cada vez más envejecida, un indicador de que el empleo se va a seguir dinamizando. Si a ello se suman las mejoras en el régimen de empleados domésticos, donde se ubican Cuidum y los cuidadores no sanitarios, creo que en los próximos años vamos a generar muchísimo empleo.

Cuidum prevé crecer un 30 % en 2021, como ya publicamos en ‘NGD’.

2020 ha sido un año complejo por la operación en sí mismo, pero las expectativas es que, con el proceso de vacunación, estas dificultades por los confinamientos vayan a ser minimizadas y podamos volver a crecer al ritmo normal.

¿Qué objetivos tiene Cuidum para los próximos años como compañía?

Nuestro principal objetivo es la internacionalización, algo que llevamos dos años analizando, pero no queríamos dar el paso hasta tener sostenible el modelo español, con capacidad de financiar la internacionalización. Buscamos ser muy eficientes en cómo consumimos el capital, lo que requería llegar a ese umbral de rentabilidad y generación de beneficio. Con este modelo ya se da el pistoletazo de salida, algo que empezaremos en función de la evolución de la movilidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios