gestionydependencia.com

Entrevista con la presidenta de la Fundación Cuidados Dignos

Ana Urrutia: “No hace falta más ratio para cuidar sin sujeciones”

Ana Urrutia es presidenta de la Fundación Cuidados Dignos.
Ana Urrutia es presidenta de la Fundación Cuidados Dignos.
martes 16 de febrero de 2021, 13:00h

La presidenta de la Fundación Cuidados Dignos es la voz por antonomasia en la lucha por el fin de las sujeciones. Y parte de esa lucha por cambiar el modelo asistencial que aún aplican muchos centros es la celebración de un encuentro virtual con expertos de primera línea y ejemplos reales que demuestran que eliminar las sujeciones físicas y químicas es posible.

¿En qué consistirá el evento sobre cuidados libres de sujeciones que se celebrará en marzo?

Llevamos diez años luchando por el fin de las sujeciones, y lo que hemos querido es traer expertos de diferentes ámbitos, como trabajamos nosotros. La cultura de la No Sujeción existe en todo el mundo, así que hemos intentado que distintas personas puedan mostrar cómo se cuida sin sujetar.

Son tres días que cubren varios sectores, en los que pondremos ejemplos de centros que han trabajado con nosotros para, así, animar a otras organizaciones y Administraciones Públicas. Que vean que esto es posible y que ya es hora de ponerlo en marcha a nivel institucional.

¿Cree que en España se está avanzando adecuadamente en eliminación de sujeciones? ¿Cómo estamos respecto a otros países europeos?

El cambio se está produciendo muy lentamente. Me parece que es evidente que se están transgrediendo los derechos de esas personas, pero no hay nada que impulse ese cambio.

Se sigue entendiendo el cuidado desde el enfoque paternalista, en el sentido de que el mundo del cuidado se diseña en torno al profesional, no en torno a la persona cuidada o atendida. Y como se sigue diseñando en torno al profesional y los profesionales no están lo suficientemente preparados para cuidar sin sujeciones, se sigue sujetando. Nosotros hemos intentado que, a través de la sensibilización y la formación, se vaya produciendo ese cambio.

Pero hay profesionales que no se sumarán hasta que se vean forzados a hacerlo. Y ese forzar se puede producir con entidades como la nuestra, que insistimos mucho hasta que seamos mayoría respecto a los que sujetan, o porque las Administraciones Públicas y las leyes del país impulsan el cambio. Este segundo sería un cambio más rápido, mientras que el primero será eterno. Pero no vamos a detenernos, seguimos trabajando para que los hagan caso.

¿Cuál es la razón que esgrimen las empresas que siguen sujetando para no dejar de hacerlo?

Muchas creen que hay que aumentar la ratio para no sujetar. Y en las plantillas hay mucha rigidez y, dependiendo de eso, los centros se animan más o menos. Cuando son plantillas grandes y quizá problemáticas o muy rígidas, les cuesta mucho sumarse.

¿Es entonces una cuestión económica?

Si ellos interpretan que para cuidar de esa forma hace falta más ratio, pero nadie lo va a pagar, es hasta comprensible. Pero es que no hace falta más ratio para cuidar sin sujeciones. Otra cosa es que quieran pelear que se paguen más ratios; me parece correcto y cada uno tiene su lucha, pero es independiente de la no sujeción. Me parece injusto que se ligue la no sujeción a un modelo más caro y más necesitado de recursos, porque no es verdad. Otra cuestión es que, quizá, la dependencia sí requiera más recursos, pero con independencia de la no sujeción. Es otra cuestión.

¿Y por qué no se aborda el asunto de la no sujeción a nivel político o administrativo?

Por la misma razón, porque creen que es más costoso y hacen falta más ratios. Y da igual que sea gobierno de izquierdas o de derechas. La sensación que tengo es que todo el mundo habla de dignidad y de centrarse en la persona, pero, al final, eso no se hace. No es un tema de empresas, sino de organización y de cultura de cuidado en general. Introducir un modelo y generar cambio sistémico en una organización remueve a todo el mundo porque genera trabajo y sacar a la luz problemáticas que hay que resolver.

¿Existe esta misma cultura de cuidados en otros países de Europa o del mundo o están más avanzados en este sentido?

Este excesivo uso de sujeciones no existe en Europa. Quizá hay un mínimo uso, pero una cultura de cuidado que parta de no sujetar existe en todos menos en España. En Estados Unidos sujetaban mucho y se hicieron leyes para retirarlas. Ahora hay residencias que no sujetan y estándares de calidad relacionados.

Cuando yo hablo de no sujetar me refiero a físico y químico, un modelo generoso que se centra en la persona y que hace que quien cuida tenga que cambiar en sus hábitos y forma de entender el cuidado. Lo hago estableciendo herramientas que permiten controlar los trastornos de comportamiento sin necesidad de sujetar. Es una cultura global. Porque en Estados Unidos se retiró la sujeción física a base de aumentar la química, y eso no es lo que estamos promulgando, todo lo contrario: nuestro modelo refuerza el trabajo sobre la sujeción química porque es más difícil de retirar que la física. En Inglaterra está este modelo que impulsamos, aunque no en todos los centros.

¿Cómo se trabaja desde la Fundación Cuidados Dignos para ayudar a empresas e instituciones a retirar las sujeciones?

Hacemos sensibilización mediante charlas, entrevistas o contactos con políticos y Administraciones para enseñar a cuidar de otra manera. También tenemos formadores que capacitan a las organizaciones para hacer ese cambio. Algunas están muy sensibilizadas y son capaces con una pequeña ayuda, y otras necesitan un acompañamiento. Nosotros damos las dos. Y reconocemos el cambio que se haya hecho mediante certificaciones, que forman parte de la metodología de cambio porque el propio certificado actúa de elemento catalizador e impulsor del mismo.

10 años de cuidados sin sujeciones

La Fundación Cuidados Dignos celebrará los días 3, 4 y 5 de marzo un encuentro online sobre eliminación de sujeciones, donde participarán expertos de primer nivel, nacionales e internacionales, y donde se mostrarán ejemplos reales de centros que han eliminado las sujeciones. "Con el evento queríamos mostrar el esfuerzo que habían hecho los centros que nos habían acompañado en este cambio a lo largo de estos diez años", explic Ana Urrutia. "Van a participar centros que hemos elegido por sorteo, con la idea de ser ejemplo para que otros centros se animen a este cambio. Tenemos centros de personas mayores, salud mental, personas con discapacidad y hospital", añade.

El encuentro contará con Elisabeth Capezuti, experta de Estados Unidos que lleva años trabajando en este tema y es una gran investigadora a la que, explica Urrutia, "muchos tendrían que venir al evento solo por verla a ella". Pero también contará con la doctora Sarah White, el profesor Peter Sturmey o el psiquiatra Javier Olivera Pueyo, entre otros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(1)

+

0 comentarios