Ir a versión MÓVIL

gestionydependencia.com

Un innovador proyecto gastronómico mejora la salud y bienestar de los mayores

El Despertar de los Sentidos, de Sodexo, mejora la calidad de vida de los mayores a través de la alimentación.
El Despertar de los Sentidos, de Sodexo, mejora la calidad de vida de los mayores a través de la alimentación.
lunes 01 de agosto de 2022, 19:00h

Más allá del gusto, la comida puede despertar el resto de los sentidos de las personas mayores según un estudio de la Universidad de Ottawa.

Con el aumento de la calidad de vida, también ha ido creciendo nuestra esperanza de vida Vivimos más tiempo y queremos disfrutarlo de la mejor forma posible. La ONU estima que la población mundial de la tercera edad crecerá a 1.400 millones para 2030.

Pero, pese a mantener una buena salud, la cantidad de personas afectadas por una enfermedad o problema relacionados con el envejecimiento también se disparará. De hecho, más del 90 % de los adultos perderán sensibilidad en, por lo menos, uno de sus cinco sentidos, según la Revista de la Sociedad Americana de Geriatría.

Esta degradación sensorial está relacionada con el bienestar de las personas mayores. Ver menos, escuchar peor o dejar de apreciar el sabor de los alimentos puede afectar a su autoestima, puede provocar que se aíslen e incluso que dejen de nutrirse correctamente porque tienen dificultades para llevar a cabo las actividades más cotidianas.

¿Es posible corregir esta pérdida sensorial? Según una investigación sobre el envejecimiento y los sentidos, la respuesta es sí. Con las estrategias adecuadas y teniendo como eje principal la comida, podemos despertar los sentidos. Un estudio llevado a cabo entre la Universidad de Ottawa y Sodexo lo demuestra.

La relación entre el envejecimiento y la degradación de los sentidos

A través de los sentidos, recibimos información del ambiente en forma de sonido, luz, olores, sabores y tacto. Con la edad, necesitamos más estímulos para ser conscientes de estas sensaciones.

Oído: El 80 % de las personas mayores de 85 años experimentarán una pérdida auditiva notable.

Vista: A medida que las personas envejecen, los músculos oculares se debilitan y limitan la rotación del ojo, lo que reduce el campo de visión. Sin embargo, el 80 % de la discapacidad visual se puede prevenir o curar.

Gusto: Contamos con aproximadamente 9.000 papilas gustativas que detectan los diferentes sabores. Sin embargo, estas disminuyen significativamente entre los 40-50 años en el caso de las mujeres y entre los 50-60 en el caso de los hombres.

Olfato: Puede verse influenciado por condiciones de salud crónicas, como la diabetes. Algunos medicamentos pueden afectar el sentido del olfato en adultos mayores.

Tacto: La sensación táctil se deteriora a partir de los 18 años, con los humanos pierden alrededor del 1% del tacto táctil cada año. Tener menos receptores activos en la piel da como resultado un tiempo de reacción más lento al dolor, lo que aumenta el riesgo de lesiones por quemaduras.

Volver a sentir a través de la comida

La investigación de la Universidad de Ottawa y Sodexo descubrió que es posible contrarrestar el deterioro sensorial actuando sobre cada uno de los cinco sentidos a través de la comida. El despertar de los sentidos’ es un nuevo concepto de restauración para residencias de mayores y centros de día, que basa su éxito en la estimulación de los sentidos a través de experiencias alimentarias satisfactorias.

Durante el estudio se descubrió que, estimulando los 5 sentidos de los residentes mediante diferentes olores, música, combinaciones de colores, texturas... La hora de comer se convierte en una experiencia estimulante y satisfactoria. Los residentes disfrutan de la comida, de menús sabrosos y nutritivos y de compartir un momento de bienestar con sus compañeros. Como resultado, están más felices y la percepción hacia la residencia mejora considerablemente.

Además, los valores médicos también obtienen mejores resultados. Gracias a la mejora de la experiencia gastronómica y a la estimulación de los sentidos, los niveles de malnutrición se reducen y se mejoran los valores bioquímicos como la presión arterial, niveles de glucosa, proteínas, etc.

Con la ayuda de tecnologías innovadoras, mejores prácticas y un equipo experto en gastronomía, los residentes pueden continuar usando sus sentidos para mantenerse seguros, participar en actividades significativas y vivir sus vidas al máximo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios